Se utilizan apliques que se perforan para agregar cadenas, aros o dijes. Kim Kardashian, una fan de este estilo.

Siempre exuberante y caprichosa, Kim Kardashian también llama la atención por sus dedos. La modelo estadounidense mostró su nueva manicure con piercings al volver de un viaje a Costa Rica, donde filmó algunos capítulos del reality Keeping up with the Kardashians.

En un video publicado en Snapchat, Kim, que suele usar las uñas cortas, apareció luciendo unos apliques de acrílico grises a los que les incrustó aros dorados.

No es el único “nail piercing” al que se ha atrevido la morocha de curvas impactantes. También, como si fuera una Morticia Addams del siglo XXI, Kardashian se conectó con cadenas tres de sus dedos con uñas negras.

A los 36 años, y con dos hijos, podría decirse que Kim sigue los pasos de Mei Kawajiri, una japonesa que sería algo así como la gurú de este “arte”: mostró sus uñas intervenidas en el último desfile de la casa Balenciaga en París.

La moda del piercing, queda claro, pisa fuerte. Y se expande. Así como cada vez son más los que se los colocan en la nariz, en la lengua, en los ombligos o en las orejas, por citar algunas partes del cuerpo, ahora esa costumbre ha llegado a las uñas. Lo que no se sabe todavía es qué tan cómodos pueden resultar esos accesorios. En principio no parece lo más recomendable para alguien que pretenda tocar la guitarra. O tal vez sí, quién sabe.

Según la revista Billboard, la pionera en este rubro fue la cantante Janet Jackson, la talentosa y llamativa hermana de Michael. Y, como sucede casi siempre en estos casos, se fueron sumando cientos de seguidoras, desde Kim Kardashian hasta otras aspirantes a celebrities, que muestran sus uñas en las redes sociales con agregados de cruces, perlas o muñequitos de Hello Kitty.

Atentos a esta variante del mundo fashion, Dior ya fabrica joyas para uñas. Sin embargo, en el mercado existe un gran variedad de piezas, que pueden ser de oro, plata, metal precioso, semiprecioso e incluso de plástico.

“No duele”, aseguran los entendidos. Eso sí, para fortificar las uñas originales -sobre las que se agregan apliques de acrílico-, recomiendan tomar suplementos de calcio y usar aceites naturales.

El procedimiento de colocación consiste en perforar la uña y se coloca el piercing. En general, los dedos que más se usan para esto son el anular (el que lleva el anillo) y el meñique. ¿Por qué? Porque son los menos “activos”.