Los piercings en el cartílago están de moda. Pero han cambiado mucho desde los 90, ¡así son los que se llevan!

Parece que la moda no se cansa de este eterno revival noventero en el que vivimos. Después de la moda de las cejas rapadas (no sabríamos si quedarnos con estas o con las cejas de fantasía), la última tendencia rescatada han sido los piercings, aunque no en la ceja ni en el labio, si no en el cartílago. Exacto, ese sitio donde tanto dolían. Pero aquella época grunge en las que los jóvenes se agujereaban cualquier zona agujereable como símbolo de rebeldía ya quedó atrás. Ahora queremos vernos guapos.

Las modelos Abbey Lee Kershaw o Daría Werbowy, aupadas por la firma Givenchy, han llevado la tendencia del piercing a lo más glamouroso, convirtiendo estos accesorios en elegantes piezas de joyería y, al igual que el ‘false septum’, han saltado de la calle a las pasarelas. Actrices como Gwyneth Paltrow, Emma Stone o Julianne Moore también se han apuntado a esta moda.

De oro, con perlas, con brillantes o rosas, los diseños de estos piercings son delicados y con mucho estilo, nada que ver con las argollas que se utilizaban hace años. En algunas tiendas como Asos o Urban Outfitters puedes encontrar estos pendientes que, aunque no son las joyas exclusivas de las que hablamos, hacen un buen efecto.

¿Y tú, te apuntas a la moda de los piercings en el cartílago?
Origen: ¡Vuelven los piercings! | Red17